Cultura Cultura
Cultura

OBITUARIO

Fallece el pintor leonés Sendo García Ramos

La misa funeral se celebra este domingo a las 18.00 horas en San Justo de la Vega, la localidad natal del autor.

Rosendo Sendo García Ramos pintor
Sendo García Ramos. // Eloy Rubio Carro
astorgaredaccion.com | 02/07/2022 - 16:40h.

Rosendo García Ramos, Sendo, el pintor de los caminantes, de la desolación de los montes quemados, del movimiento... ha fallecido este sábado cuando despunta el mes de julio en San Justo de la Vega. Se ha ido "un pintor completo que dominaba la técnica, un artista total, un poeta de la pintura. Sendo podría haber escrito tan bien como había pintado, porque tenía un 'alma creadora' en el sentido griego de la palabra 'poiesis", ha recordado emocionado el escritor Andrés Martínez Oria, su buen amigo y compañero de grada en el campo de fútbol de La Eragudina.

Sendo nació en San Justo de la Vega, estudió en el Seminario de Astorga antes de comenzar el camino hacia su gran pasión en la Escuela de Arquitectos Técnicos de Madrid y en la Escuela Superior de Bellas Artes de Madrid y Bilbao. En 1979 obtuvo la Cátedra de Dibujo y trabajó en el instituto de Astorga en el Instituto Español de Lisboa. Después de su estancia en Portugal regresó a su casa de San Justo de la Vega para poder contemplar desde la ventana de su estudio la Vega del Tuerto y el Teleno. Como creador, realizó más de un centenar de exposiciones individuales y colectivas en Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, León, Lisboa, México, Praga, Varsovia, Okinawa, Sunday City, Fundación Miró, entre otros. Obtuvo importantes premios de Dibujo y Diseño con el Internacional de Diseño de Munich.

La enumeración fría y aséptica de sus logros académicos y pictóricos esconde el 'alma' de un creador que "no ha sido reconocido en toda su dimensión", ha afirmado Martínez Oria, quien ha destacado "el dominio de la forma, del color" de Sendos que "con los años, es curioso, cómo sus tonos se iban haciendo cada vez más claros y más intensos, lejos de lo que suele ser lo habitual, que los tonos se suelen apagar con el paso del tiempo. En el caso de Sendo había un colorido tan especial que lo vemos en el retablo de la iglesia de San Justo, del que se habla poco pero queda ahí para la eternidad".

Andrés Martínez Oria ha lamentado que "en nuestro país haya que morir para que se empiecen a conocer los méritos. En el caso de Sendo se le utilizó y se le aprovechó en los años 70 y luego se le olvidó inmerecidamente. Sé que son un poco duras mis palabras, pero creo que tengo que decirlas, Sendo fue olvidado injustamente porque no se dejó utilizar en los últimos años, pero fue un artista total, para mí es uno de los pintores más importantes de León de los últimos decenios. Hemos perdido uno de los pintores más importantes de la provincia y de España", ha concluido el escritor.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario